Jonás

Jonás llegó al lindy hop de manera absolutamente casual, pero enseguida le atrapó para siempre. Convirtiéndose en casi una obsesión, comenzó a asistir a todos los bailes sociales que se cruzaron en su camino y a indagar en las raíces del estilo, tanto musicales como históricas.
 
Muy amante del estilo de lindy con sabor más clásico, siempre ha pensado que el baile es una forma de diálogo con la otra persona y que a la pista no se va a demostrar sino a disfrutar.
 
Si hay espacio de sobra, nunca falta un buen swing out en su baile.